sábado, 28 de junio de 2014

Correr delante de los leones


Todo el mundo sabe que Chuck Norris jamás correría delante de un león. Se pararía delante y le daría una patada voladora o algo así. Pues bueno, si queréis dar patadas voladoras como las de Chuck Norris, nada como el Paleotraining© (y esta es la última vez que lo escribo).
Resulta que a algún cerebro privilegiado se le ha ocurrido que en el pasado éramos más sanos y más guapetones, desterrando así de una vez el mito del buen salvaje vago y tontorrón. Entonces ideó un plan de entrenamiento basado en las actividades clásicas de un hombre del paleolítico; esconderse detrás de los arbustos, correr detrás de una gacela, tirarle lanzas a un mamut, levantar piedras y cosas así. Registró el nombre para que nadie más lo pueda usar y a ganar pasta gansa.
El caso es que la sensación ha sido tal, que estos tipos están saliendo estos días hasta en la tele porque se han montado incluso un congreso para que Punset les de su beneplácito científico. 


A mi, personalmente, me parece que eso de montarse un plan de entrenamiento resultón y ponerle nombre antiguo está muy bien. Soy ferviente defensor de los gimnasios Hércules y cosas así. Lo que no puedo aguantar es todo ese exudado pseudocientífico que destila este tema y que hayan registrado también la palabra «paleodieta» como marca. Si yo me dedicara a este tema, ya estaría escribiendo al respecto y buscando un abogado.
Este es uno de esos temas en los que deberíamos tener algo que decir... ¿En qué se basan para decir que así «entrenaban» en el 95% de la historia del hombre? ¿De dónde han sacado las costumbres alimenticias de nuestros antepasados? ¿Pueden las mujeres practicar este entrenamiento? Ah, eso parece que sí mientras paguen, aunque no lo tenía claro hasta la tercera página que miré.
Cada día me da más miedo el mundo...

martes, 8 de abril de 2014

El día de los tontos, digo de los inocentes


¿Habéis oído hablar del Plan Chamartín en Madrid? Se trata de un proyecto para remodelar la estación y los accesos al tren desde el norte y construir una nueva ciudad de negocios encima. Otro de esos megaproyectos que tanto gustan en la capital de nuestro amado país para gastar centenares de millones de unos hipotecados contribuyentes en algo sin un beneficio claro más allá del 'qué bonito'. Para los que piensan que en Alemania no pasan estas cosas, hoy quería hablar de Stuttgart 21, un proyecto parecido en el que se está levantando media ciudad para el que puede ser el proyecto ferroviario más importante de centroeuropa. ¿Por qué? Porque va a quedar más bonito y más accesible, claro.
¿Y qué tiene que ver esto con el tema de este blog? Pues porque ha sido objeto de una de las mejores bromas arqueológicas que he visto. En el mundo anglosajón, el día de los inocentes es el 1 de abril, hace ahora una semana. Diane Scherzler, una amiga de la asociación renana de arqueología, me invitó a echarles una mano como gancho internacional y no pude rechazar la oferta.
¿En qué consistía la broma? Las obras de Stuttgart 21 iban a ser detenidas durante al menos 6 meses por el hallazgo de unos restos arqueológicos excepcionales. ADN relacionado con un pueblo actual, los fideos más antiguos del mundo (y tradicionales de esa zona), caballos como los del escudo de la ciudad (y de Porsche)... todos los ingredientes para un bombazo arqueológico en toda regla.


Si sabeis alemán, podéis echar un ojo a la broma original en este enlace.
Lo que hizo especial a la broma es que un medio de comunicación (radio) y un grupo de arqueólogos, incluyendo al museo local, se pusieron de acuerdo para sacarla adelante y engañar a medio mundo con algo evidente para un 1 de abril, pero que ganaba mucha credibilidad por las voces que lo respaldaban. Es como si en España se publicara en Onda Madrid una broma respaldada por la cadena, AMTTA, la Sección de Arqueología del CDL, la Universidad Complutense y el Museo Arqueológico Regional. ¿Cómo no creértelo? Hubo quien no se lo creyó y desde el primer momento apeló al día que era, pero la gente seguía discutiendo en Facebook la veracidad de la noticia a pocos minutos de desvelar la verdad. Mi papel no hacía otra cosa que echar leña al fuego. En el Facebook de la radio, de los ferrocarriles alemanes, de Porsche... Compartir y comentar la noticia diciendo que había hablado con uno de los compañeros y el hallazgo era extraordinario. Si encima sale de las fronteras...
Hablando con Diane le preguntaba cuándo había sido la última vez que la arqueología había levantado tanto revuelo público en la zona. Sin respuesta. La broma había servido para traer de nuevo la arqueología a la palestra en uno de los escenarios más incómodos, el de la construcción. Lo interesante es que nadie protestaba sobre la pertinencia o no del hallazgo, eso se asumía. El debate estaba entre la realidad-ficción y lo apasionante de la identidad Stuttgartiana.
Y aquí es donde entroncamos con este blog... ¡por fin!
¿Qué se elige como hallazgo? Principalmente tres elementos esenciales de la identidad de la ciudad. El escudo y su caballo, como ofrenda antigua que se rastrea hasta el neolítico, el ADN de los verdaderos oriundos del lugar, la comida tradicional de la zona con una datación de infarto... elementos que apelan a la identidad local de un modo obsceno, tan obsceno que eran mentira, pero que nos recuerdan a los titulares tradicionales del mundillo. «Hallado el madrileño más antiguo», «Las cagadas de perro más grandes de la prehistoria», «¡Cervantes! Arqueólogos fuera de aquí». Parece que la arqueología no importa si no hablamos de estas cosas y puede que haya algo de razón en eso, pero son los medios los que nos llevan a ese sensacionalismo.
Preparaos el 28 de diciembre...

lunes, 6 de enero de 2014

Monumenti i mosaici de moda


Vestida de San Vital de Rávena. Así es la colección de D&G para el invierno 2013.
Mujeres vestidas de mosaico desde la bóveda del ábside y, dentro del presbiterio,  en sus tímpanos superiores con las enjutas, su bóveda y el intradós del arco de acceso. Hay que tener nartex!
Como la emperatriz Teodora, engalanada con joyas, diadema y BOLSO y rodeada de Justinianos, realizando la ofrenda imperial. 

Me lo pido para en carnaval italiano a finales de Febrero.

domingo, 1 de diciembre de 2013

"Oscar" al mejor guión de peli futurista 2013

Preparar una clase suele presentarse a los ojos impregnados de "salsa boloñesa" como un proceso de enseñanza-aprendizaje, en el que los estudiantes reciben lo que "ya está producido". Sin embargo nada estimula más la creación de conocimiento que lanzar un reto para ponernos a pensar y de esta manera, podemos convertir este proceso en un espacio para crear conocimiento, más que para transmitirlo. Es por ello que este año repetimos el concurso al mejor guión de película futurista, basado en breves trabajos en grupo realizados por alumnos de primero en la materia Modelos de Interpretación de las Sociedades Pre-estatales (1º de Grado en Geografía e Historia).
Se trata de imaginar mundos futuros y su modelos sociales, y ponerse a escribir. Podéis ver aquí un avance de las propuestas nominadas. El ejercicio-ejercita el pensamiento y se diría que permite pensar en el mundo presente y en sus modelos sociales. No representa un gran despliegue de imaginación o incluso de coherencia textual, pero si pensar futuros distópicos pasa por pensar en nuestro propio presente, quizás no sea tan mala idea para aquellos que piensan dedicarse a la Historia.
Y es que como finaliza un magnífico trabajo que acabé de leer hoy en el espacio distópico de la sala de urgencias de un hospital, "su carácter teórico cumple con el propósito de favorecer el aprendizaje, siempre ineludible, que acompaña a la investigación. La carga crítica que asume, por último, se concibe como exigencia de la responsabilidad que, cualquier persona dedicada a la creación de conocimiento, adquiere en el momento en el que comienza a escribir".

Les ha costado, pero han comenzado a escribir... 

 

viernes, 1 de noviembre de 2013

Malena Welch, digo Costa - Candidata a súper-prehistórica 2013

Malena Costa posando como Rachel Welch en «Hace un millón de años»

Hay gente que tiene claro lo que quiere en la vida. Por ejemplo, que tu hija sea súper modelo. Por eso la metes a desfilar con 11 años y termina participando en concursos de belleza. Queda sexta en el programa de Cuatro «Supermodelo» y empieza a trabajar en campañas de publicidad. Conoce a Puyol (sí, el del Barça) y acaba con Mario Suárez (sí, el del Atleti), mientras se va convirtiendo en modelo de referencia en España.
Entonces GQ decide dedicarle un número (Julio-Agosto 2013) posando como los grandes hitos del bañador en la Gran Pantalla y no podía faltar uno, nuestra súper-prehistórica por siempre, Rachel Welch. Garrota y biquini para las inclemencias de la prehistoria; pelo alborotado y mirada sexy, como si Mario Suárez estuviera en frente vestido de leopardo. Tenemos una nueva candidata para el casting de 2013.
Otro pose, en color
Yo no sé si esto se convertirá en el bikini de moda para el verano de 2014 (sería un puntazo), pero en color la cosa pierde bastante. Pero bueno, si queréis consejos de estilo (parece que también le van los pantaloncitos de leopardo), no perdáis la oportunidad de visitar su blog, que os puede enseñar a encrespaos el pelo al estilo prehistórico.
Si mi amiga Silvia me deja colgar la foto de su disfraz de ayer, yo la voto a ella...